Debate escolar

En España el debate se ha considerado tradicionalmente como una batalla intelectual o emocional entre personas. Poca importancia se ha venido prestando a la capacidad que tiene el debate de cohesionar, enseñar y fomentar el respeto por la opinión de otros. Escuchamos para atacar, no para entender.

En los últimos años, sin embargo, el debate tanto universitario como escolar se ha desarrollado notablemente gracias al entusiasmo y las ganas de transformar la sociedad de unas cuantas personas. Y no debemos pasar por alto esta carrerilla que está tomando esta actividad en nuestro país. Debemos fomentar la participación de los alumnos en el debate, con el objetivo último de mejorar la calidad educativa de nuestros alumnos. El debate escolar no consiste únicamente en contraponer ideas siguiendo unas reglas de tiempo y forma. Es mucho más que eso. El debate es respeto, preparación, gestión emocional, consideración, saber escuchar, aprender a entender. Además, tal como nos dice el neuropsicólogo José Ramón Gamo,  “el debate es una de las metodologías más potentes de aprendizaje”.

No podemos permitirnos el lujo de dejar a un lado esta herramienta educativa que se ha demostrado tan necesaria como útil para el desarrollo académico y humano de los alumnos. En Inspiring no nos olvidamos de ello. Y tú, ¿te sumas?